La dureza y la rudeza de este relato harán imposible que al terminar de leerlo no te caiga una lágrima. Pero, la idea de Nancy Mariño no es dejar un sabor amargo tras contar su historia plagada de abusos y malos tratos, sino un mensaje esperanzador, que detrás de toda situación límite, por dura que sea, hay un propósito.
“Te tengo que contar” es la historia verídica sobre el abuso que se transformó en un puente para ayudar a otros.
Stand # 33.